En cada embarazo, la mujer inicia con un 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con malformaciones congénitas. Esto es conocido como su riesgo imprevisible. Esta hoja habla sobre si la exposición al metronidazol podría aumentar el riesgo de malformaciones congénitas más allá del riesgo imprevisible. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de la salud.

¿Qué es el metronidazol?

Metronidazol (met-roe-ni-da-zol) es un antibiótico que se usa para tratar infecciones. El metronidazol se usa comúnmente para tratar ciertos tipos de infecciones vaginales. Está disponible en preparaciones orales, rectales, tópicas, vaginales e intravenosas (I.V.). Ha estado en el mercado por más de 40 años y ha sido vendido bajo marcas comerciales tales como Flagyl® y Metrogel®.

¿Tomando el metronidazol durante la primera etapa del embarazo puede incrementar los riesgos de un aborto espontáneo?

Es inprobable. Existe un estudio extenso que estudió a más de 4 mil embarazos expuestos al metronizadol en la primera etapa del embarazo y no indicó ningún incremento en el riesgo de abortos espontáneos. Un estudio con 53 mujeres que usaron metronidazol reportó una probabilidad más grande de aborto espontáneo, pero no está claro si el riesgo de aborto espontáneo fue por el medicamento o la infección subyacente que estaban tratando.

¿Tomando el metronidazol durante el embarazo puede causar malformaciones congénitas u otros efectos perjudiciales en el bebé?

Es inprobable. Mientras los estudios más antiguos sugieren un aumento de riesgo de varios malformaciones congénitas, estos estudios no son muy confiables. Estudios más recientes no pudieron encontrar evidencia de que el uso de metronidazol durante el embarazo aumente la posibilidad de malformaciones congénitas. Los datos actuales no apoyan un aumento de riesgo de malformaciones congénitas u otros efectos dañinos en el bebé.

¿Qué pasa si se aplica metronidazol cutánea (en la piel) o vaginalmente?

Las preparaciones cutáneas de metronidazol se absorben en cantidades mínimas y seguramente no resultará en niveles significantes en la sangre. Si hay muy poco medicamento en su sangre, se espera que muy poco pueda afectar un embarazo.

El uso vaginal de metronidazol puede resultar en más absorción del medicamento en su cuerpo. Sin embargo, la mayoría de los estudios muestran que el metronidazol no aumenta los riesgos para un embarazo.

¿Puedo tomar metronidazol en cualquier etapa del embarazo?

Al presente no hay evidencia que sugiera que el metronidazol pone en riesgo el embarazo en cualquier etapa. Un estudio reciente observó a más de 900 mujeres que habían tomado metronidazol en algún momento durante su embarazo y no hubo un aumento de riesgo de parto prematuro (parto antes de las 37 semanas), bajo peso al nacer o anomalías congénitas. Para algunas condiciones, el metronidazol es el único medicamento de elección y es especialmente importante tratar las infecciones vaginales durante el embarazo.

¿Puedo tomar metronidazol mientras estoy amamantando?

Metronidazol pasa a la leche maternal en relativamente altas cantidades, algunos reportes indicaron hasta el 20 % de la dosis de la madre. Sin embargo, esta dosis está por debajo de la dosis terapéutica administrada para tratar a bebés pequeños que fueron capaces de tolerar este medicamento con efectos secundarios mínimos. Las cantidades en la leche materna serían menores con el uso vaginal o tópico de la madre. Después que una madre lactante ha tomado metronidazol, el bebé puede experimentar excremento flojo, especialmente cuando el medicamento es administrado directamente en una vena (intravenosa). Algunos bebés también pueden desarrollar una infección por levaduras (erupción del pañal o candidiasis). También hay informes sobre bebés amamantados que no tuvieron efectos clínicos mientras sus madres tomaban metronidazol. Asegúrese de hablar con su proveedor de salud acerca de todas sus preguntas sobre la lactancia materna.

¿Qué hay si el padre del bebé toma metronidazol?

Actualmente no existe información que sugiera que el uso de metronidazol por el padre afecta de manera negativa al espermatozoide o aumenta el riesgo de malformaciones congénitas.  Por lo general, las exposiciones del padre son pocos probables que aumenten los riesgos a un embarazo. Para más información, por favor vea la hoja informativa de MotherToBaby sobre Las exposiciones paternas y el embarazo en http://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Las referencias seleccionadas:

  • Burtin P, et al. 1995. Safety of metronidazole in pregnancy: a meta-analysis. Am J Obstet Gynecol 172(21):525-529.
  • Cantu JM and Garcia-Cruz D. 1982. Midline facial defect as a teratogenic effect of metronidazole. Birth Defects 18:85-88.
  • Caro-Paton T, et al. 1997. Is metronidazole teratogenic? A meta-analysis. Br J Clin Pharmacol 44:(2)179-182.
  • Czeizel AE and Rockenbauer M. 1998. A population based case-control teratologic study of oral metronidazole. Br J Obstet Gynecol 105(3):322-327.
  • Finegold SM. 1980. Metronidazole. Ann Intern Med 93:585-587.
  • Gray MS, et al. 1961. Further observations on metronidazole (Flagyl). Br J Vener Dis; 37:278-9.
  • Heisterberg L, Branebjerg PE. 1983. Blood and milk concentrations of metronidazole in mothers and infants. J Perinat Med; 11:114-20.
  • Kazy Z, et al. 2005. Teratogenic potential of vaginal metronidazole treatment during pregnancy. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2005 123(2):174-178.
  • Koss CA, et al. 2012. Investigation of Metronidazole Use during Pregnancy and Adverse Birth Outcomes. Antimicrob Agents Chemother 56(9): 4800–4805.
  • Muanda FT, et al. 2017. Use of antibiotics during pregnancy and risk of spontaneous abortion. CMAJ. 189(17):E625-E633.
  • Passmore CM, et al. 1988. Metronidazole excretion in human breastmilk and it’s effect on suckling neonates. British J Clin Pharmacol 26(1):45-51.
  • Piper JM, et al. 1993. Prenatal use of metronidazole and birth defects: no association. Obstet Gynecol 82(3):348-352.
  • Rosa FW, et al. 1987. Pregnancy outcomes after first trimester vaginitis drug therapy. Obstet Gynecol 69:751-755.
  • Sheehy O et al. 2015. The use of metronidazole during pregnancy: a review of evidence. Curr Drug Saf. 10(2):170-9.
  • Workowski KA, Bolan GA. 2015. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015. MMWR Recomm Rep; 64:1-137.