En cada embarazo, las mujeres tienen del 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con malformaciones congénitas. Esto es llamado su riesgo imprevisible. Esta hoja habla sobre si la exposición a la marihuana podría aumentar el riesgo de malformaciones congénitas más allá del riesgo imprevisible. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es la marihuana?

Marihuana, también conocida como mota, porro, hierba, es una droga recreativa que viene del cáñamo de la planta. Partes de la planta se secan y se fuman en pipas o como cigarrillos (chuby) o menos común, se come. Es una sustancia ilegal en algunas partes de los Estados Unidos; sin embargo en algunos estados permiten el uso de la marihuana bajo prescripción médica para propósitos médicos y algunos estados permiten la venta de marihuana para uso recreativo.

El principal producto químico activo en la marihuana es delta-9-tetrahidrocannabinol (THC). Otro componente de la marihuana es cannabidiol (CBD). Se sabe que tanto el THC como el CBD atraviesan la placenta durante el embarazo y alcanzan el sistema del bebé.

¿Cuánto se sabe sobre los efectos de la marihuana y el embarazo?

Es difícil estudiar exactamente el uso de marihuana durante el embarazo. La marihuana contiene más de 400 químicos diferentes y algunos cigarrillos de marihuana pueden contener contaminantes, tales como otras drogas, pesticidas u hongos. Algunas mujeres quienes usan la marihuana pueden también usar alcohol, tabaco u otras drogas al mismo tiempo. Las mujeres quienes usan la marijuana durante el embarazo pueden también haber otros factores que puedan aumentar las complicaciones durante el embarazo, tales como la falta de cuidado médico prenatal o una dieta no balanceada.

Además, la marihuana se ha vuelto más potente (más fuerte), particularmente en el contenido de THC en los años pasados. Muchos cultivadores se están concentrando en sinsemilla. Sinsemilla se refiere al cultivo de marihuana de una manera determinada para obtener un producto de marihuana más potente (más fuerte). Por lo tanto, los estudios realizados hace años estarían, en teoría, investigando marihuana que era menos fuerte que la que se usa actualmente. Finalmente, la información sobre la cantidad, la frecuencia y el momento del uso de la marihuana puede ser difícil de recopilar exactamente. Todos estos factores explican por qué los estudios que analizan el uso de la marihuana durante el embarazo algunas veces encuentran resultados diferentes.

Estoy tratando de embarazarme. Si mi pareja y yo consumimos marihuana, ¿tengo menos posibilidades de quedar embarazada?

En las mujeres, el uso prolongado de la marihuana puede afectar el ciclo menstrual y conducir a una reducción  en las hormonas que tienen que ver con la reproducción y fertilidad. En los hombres, se ha visto una reducción en el conteo de espermas. Estos efectos secundarios pueden hacer que sea más difícil quedar embarazada. Los efectos sobre la fertilidad parecen desaparecer cuando se deja el consumo de marihuana.

¿El fumar o comer marihuana causará malformaciones congénitas en mi bebé?

La mayoría de los estudios no han encontrado un aumento en la probabilidad de malformaciones congénitas entre los bebés expuestos prenatalmente al uso “ocasional” de marihuana. Algunos estudios han sugerido que un pequeño aumento en la posibilidad de gastrosquisis (una rara malformación congénita en el que los intestinos de los bebés sobresalen de una abertura en la pared abdominal), y un estudio reportó un aumento de posibilidad de defectos cardiacos entre bebés expuestos prenatalmente a marihuana. Puede ser difícil hacer conclusiones de estos estudios, porque la mayoría de las mujeres que usaron marihuana también utilizaron otras sustancias al mismo tiempo o tenían otros factores que pueden haber aumentado sus posibilidades para estos defectos. Además, el término “uso ocasional” es difícil de determinar una cantidad y podría ser diferente de una persona a otra.

Si bien la mayoría de los estudios son tranquilizadores con respecto a las malformaciones congénitas, sin buenos estudios entre los que consumen mucha marihuana y debido a otras complicaciones potenciales del embarazo, es mejor evitar la marihuana durante el embarazo.

¿Puede la marihuana dañar al bebé de alguna otra manera?

Algunos estudios han sugerido que entre las mujeres que fuman cigarrillos de marihuana con regularidad, existe un aumento de probabilidad de complicaciones en el embarazo, como: parto prematuro, bajo peso al nacer, muerte fetal y talla pequeña, tamaño de la cabeza pequeña y muerte en el período del recién nacido. Los bebés que nacen prematuramente o con bajo peso al nacer pueden tener tasas más altas de problemas de aprendizaje u otras discapacidades.

De manera similar a lo que se ve con el cigarrillo, fumar marihuana puede aumentar los niveles de monóxido de carbono en la sangre, lo que puede disminuir la cantidad de oxígeno que recibe el bebé, y esto también puede afectar el crecimiento del bebé. Algunos estudios han sugerido que es más probable que ocurra un menor peso al nacer entre las mujeres que también fuman cigarrillos además de su marihuana.

Si fumo marihuana en el tercer trimestre, ¿puede esto causar que mi bebé tenga síntomas de abstinencia después de nacimiento?

Algunos recién nacidos expuestos a la marihuana han sido reportado tener síntomas de abstinencia temporales tales como aumento de temblores y llanto. Estos síntomas generalmente desaparecen en unos pocos días.

¿Puede el fumar marihuana afectar el desarrollo cerebral del bebé?

En algunos estudios se han informado diferencias en la actividad cerebral, el comportamiento y los patrones de sueño de los bebés y niños expuestos a la marihuana en el embarazo. Se cree que estos niños podrían tener más problemas con la atención, el comportamiento impulsivo, la memoria a corto plazo, el rendimiento académico y las dificultades en el trabajo como adulto. Estos problemas se han observado con más  frecuencia en niños cuyas madres eran usuarias “pesadas” de marihuana (fumaban uno o más cigarrillos de marihuana por día). La evidencia no es concluyente y algunos estudios informan resultados contradictorios.

¿Qué pasa si uso marihuana cuando estoy amamantando?

La marihuana puede ser transmitida a los bebés a través de la leche materna de su madre. La marihuana también puede afectar la calidad y cantidad de la leche materna que usted produce. No hay buenos estudios sobre cómo la marihuana en la leche materna podría afectar al bebé que está amamantando. Aunque no se han observado efectos consistentes en los bebés expuestos a la marihuana a través de la leche materna, la Academia Americana de Pediatría y la Academia de Medicina de la Lactancia Materna aconsejan que las madres que amamantan eviten el consumo de marihuana. Asegúrese de hablar con su proveedor de salud acerca de todas sus preguntas sobre la lactancia.

Las referencias disponibles bajo solicitud.