En cada embarazo, las mujeres tienen del 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con malformaciones congénitas. Esto es conocido como su riesgo imprevisible. Esta hoja habla sobre si la exposición al sarampión, las paperas, la rubéola o la vacuna MMR podría aumentar el riesgo de malformaciones congénitas más allá del riesgo imprevisible. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es el sarampión, las paperas y la rubéola?

El sarampión es un virus que puede causar una erupción, fiebre alta, tos, goteo nasal e irritación en los ojos. Las paperas son un virus que afecta las glándulas cerca de la quijada. Los síntomas generalmente incluyen fiebre, dolor de cabeza y cuerpo. La rubéola (sarampión alemán) es un virus que por lo general causa erupción y fiebre leve. Una persona con rubéola también puede sufrir dolores de cabeza, artritis, goteo nasal e irritación de los ojos. Raramente, se pueden presentar complicaciones graves con estos virus, incluyendo neumonía, meningitis, sordera y muerte.

El sarampión, las paperas y la rubéola solían ser enfermedades comunes de la niñez en los Estados Unidos, pero los programas de vacunación han bajado dramáticamente el número de casos. Estos virus todavía son comunes en partes del mundo y en áreas de los E.U. donde las personas no han sido vacunadas.

¿Son el sarampión, las paperas y la rubéola contagiosos? ¿Cómo se propaga el virus?

Sí, las tres enfermedades son contagiosas (pueden ser contraída de persona a persona). Pueden ser propagada por medio de la tos, los estornudos o por compartiendo tazas o utensilios que entran en contacto con la saliva de una persona enferma. Una persona puede ser contagiosa tanto como diez días antes y hasta dos semanas (14 días) después de que la erupción aparece. Usted puede disminuir la posibilidad de propagar el virus aislando y evitando a los enfermos, lavándose las manos adecuadamente con agua y jabón y vacunando a todos los miembros del hogar.

Si ha sido expuesto a alguien con un caso confirmado de sarampión, las personas no inmunizadas, incluidos los infantes, pueden recibir la vacuna MMR dentro de las 72 horas de la exposición. Esto puede proporcionar protección contra la enfermedad. Si el sarampión todavía se desarrolla, la enfermedad generalmente tiene síntomas más leves y dura por un tiempo más corto. Una vez que usted ha sido infectado con sarampión, paperas, o rubéola, es raro contraerlo otra vez.

¿Si tengo alguno de estos virus durante el embarazo, puede dañar a mi bebé?

Puede haber un aumento de probabilidad de aborto espontáneo cuando una mujer contrae estas enfermedades en el primer trimestre. La información de si el sarampión o las paperas aumentan la probabilidad de malformaciones congénitas es incierta.

La rubéola ha sido demostrada que aumenta la probabilidad de malformaciones congénitas. Cuando una mujer contrae rubéola durante su embarazo, su bebé corre el riesgo de desarrollar el Síndrome de Rubéola Congénita (presente al nacer). Algunos de los síntomas del Síndrome de Rubéola Congénita son: pérdida de visión debido a cataratas (capa nublada que se forma sobre el lente del ojo) y otros defectos del ojo, defectos cardíacos, pequeña medida de la cabeza, y retraso en el desarrollo. El síntoma más común es la pérdida de la audición. No todos los bebés con el Síndrome de Rubéola Congénita presentarán todos los síntomas. Debido a estas preocupaciones, las mujeres generalmente son examinadas temprano en el embarazo para detectar anticuerpos contra la rubéola.

¿Qué es la vacuna MMR?

La vacuna MMR es una mezcla de virus vivos y débiles del sarampión, paperas y rubéola. La vacuna causa que una persona desarrolle anticuerpos a estos virus y por ende causa inmunidad a estos virus en el futuro. Puede experimentar efectos secundarios leves de la vacuna incluyendo erupciones temporales o dolores en las articulaciones.

De niña me aplicaron la vacuna MMR, pero recientemente estuve expuesta a la rubéola en un viaje. ¿Corre mi bebé algún riesgo?

Cuando una persona es vacunada, él o ella crean anticuerpos contra el virus. Estos anticuerpos generalmente duran toda la vida y hacen que una persona esté inmune a los virus del sarampión, paperas y rubéola. Las personas vacunadas y quienes desarrollan anticuerpos no adquirirán el virus si vuelven a estar expuestas de nuevo. También, usted no podrá transmitir el virus al bebé antes del nacimiento. Asegúrese que haya recibido dos dosis de la vacuna MMR para una máxima protección.

¿Qué sucede si nunca fui inmunizado o infectado con estos virus, que estaba expuesto y que ahora estoy embarazada?

Hable con su proveedor de salud inmediatamente para ver si hay opciones de tratamiento. La vacuna MMR no es recomendada en el embarazo debido al bajo pero posible riesgo de contraer el virus.

No estoy segura si alguna vez he recibido la vacuna MMR. ¿Debería inmunizarme antes de embarazarme?

¡Sí! Una infección de la rubéola durante puede causar problemas severos en un embarazo. Los efectos del sarampión y las paperas, mientras que no son tan severos como los de la rubéola, pueden de todas maneras afectar un embarazo. Por lo tanto, se recomienda que todas las mujeres en edad de procrear y quienes no tienen inmunidad a MMR reciban la vacuna antes de embarazarse. En los E.U., es recomendado que todos los niños sean inmunizados dos veces antes de alcanzar la edad escolar, y la mayoría de las mujeres deberán sido vacunadas antes del embarazo. Si usted nació fuera de los E.U., o no está segura si ha recibido una vacuna, su proveedor de salud o departamento de salud local pueden hacerle una prueba para ver si su organismo tiene anticuerpos contra estos virus.

Acabo de recibir la vacuna MMR. ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de embarazarme?

Después de la inmunización con la vacuna que contiene rubéola, el Centro del Control de las Enfermedades recomienda evitar embarazarse en los siguientes 28 días.

Recibí la vacuna MMR antes de saber que estaba embarazada. ¿Dañará esto al bebé?

Probablemente no. En casos muy raros, una persona quien recibe la vacuna de la sarampión desarrollará la enfermedad. Sin embargo, existe información en un gran número de embarazos en los cuales la mujer recibió la vacuna MMR durante el embarazo. No tuvieron complicaciones del embarazo y no hubo un aumento en la frecuencia de malformaciones congénitas.

He oído hablar de una posibilidad de autismo con vacunas. ¿Hay una posibilidad para el autismo con la vacuna MMR?

No hay evidencia que sugiera que obteniendo la vacuna MMR antes o durante el embarazo, o durante la lactancia aumentaría la probabilidad de autismo en un niño. Además, no hay evidencia de un aumento en la probabilidad de autismo cuando los niños pequeños están expuestos a estos virus o inmunizados con la vacuna MMR en las edades recomendadas.

Estoy embarazada. ¿Puede mi hijo recibir la vacuna MMR?

Sí. No hay riesgo conocido para otros cuando un niño recibe la vacuna MMR.

¿Hay alguien que no debe recibir la vacuna MMR?

Las personas que han tenido reacciones severas al antibiótico neomicina o una reacción al MMR inyectado en el pasado no deben recibir la vacuna. Las personas que toman ciertos medicamentos o que tienen condiciones de salud que reducen gravemente su inmunidad (como el VIH / SIDA o los tratamientos con esteroides) o que tienen cáncer no deben recibir esta vacuna hasta que su inmunidad mejore. Hable con su proveedor de salud si tiene alguna preocupación acerca de cómo obtener esta vacuna.

¿Puedo obtener una vacuna MMR durante la lactancia?

Sí. Es seguro que el bebé amamante después de que la madre reciba la vacuna MMR. La lactancia no afecta la eficacia de la vacuna en la madre. Asegúrese de hablar con su médico acerca de todas sus preguntas sobre la lactancia.

Las Referencias Disponibles Bajo Solicitud.