En cada embarazo, las mujeres tienen del 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con defectos congénitos. Esta hoja habla sobre los riesgos que la exposición a la talidomida pueda tener durante el embarazo. Esto es conocido como su riesgo imprevisible. Esta información no debe usarse como un sustituto del cuidado médico y los consejos de su proveedor de la salud.

¿Qué es la talidomida?

La talidomida es un sedante que también cambia la respuesta inmune del organismo y también reduce la habilidad del organismo para crecer nuevos vasos sanguíneos. La talidomida fue una de los primeros medicamentos que se reconoció como causante de malformaciones congénitas en los humanos. La talidomida no salió al mercado en los Estados Unidos hasta 1998. Ha sido utilizado para tratar varias condiciones médicas como la lepra, ciertos tipos de cáncer, enfermedades inflamatorias intestinales y complicaciones con la infección del VIH.

Después de haber dejado de tomar talidomida, ¿Cuánto tiempo tengo que esperar antes de embarazarme?

En adultos sanos, casi todos estos medicamentos salen del cuerpo dentro de los dos días de tomar una dosis única. Para estar seguro, se recomienda que las mujeres suspendan el uso de la talidomida un mes antes de intentar quedar embarazadas.

¿Puede la talidomida hacerlo más difícil embazarme??

Se ha realizado un pequeño estudio que analizó mujeres que tenían una enfermedad inflamatoria

intestinal y fueron tratadas con talidomida. Este estudio sugiere que la exposición a la talidomida podría reducir la cantidad de óvulos en los ovarios. No está claro si esto afectaría la fertilidad. Más estudios son necesitados.

Debido a que la talidomida puede causar malformaciones congénitas cuando se toma temprano en el embarazo, a menudo antes de que una mujer reconozca que está embarazada, es muy importante que se usen métodos efectivos de control de la natalidad correctamente y todo el tiempo. Se recomienda que se usen dos métodos anticonceptivos diferentes y confiables si una mujer está tomando talidomida. La talidomida puede disminuir la efectividad de los anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas). Los fabricantes desarrollaron el programa STEPS (que se traduce como Sistema de Educación y Seguridad de Prescripción de la Talidomida) para ayudar a prevenir la exposición a las mujeres embarazadas.

¿La talidomida causa un mayor riesgo de aborto espontáneo o muerte infantil?

Sí. Si una mujer toma talidomida en el embarazo, existe un riesgo de pérdida del embarazo y muerte infantil. La causa de la muerte ha sido atribuida a las malformaciones congénitas graves causadas ​​por la exposición a la talidomida.

¿Tomando talidomida durante el embarazo puede causar malformaciones congénitas en mi bebé?

Sí. Cuando una mujer embarazada toma talidomida al inicio del embarazo (entre los 20 y los 36 días después de la concepción o entre los 34 y 50 días después del inicio del último período), existe un riesgo de al menos el 20% o más de tener un bebé con malformaciones congénitas. Las malformaciones congénitas  que se observan generalmente en los bebés expuestos a la talidomida durante el embarazo son brazos y piernas extremadamente cortos o faltantes, partes faltantes de las orejas y sordera. También existe el riesgo de otros problemas, como falta de ojos u ojos pequeños, parálisis facial, crecimiento deficiente, discapacidades intelectuales, y malformaciones del corazón, los riñones, genitales (órganos sexuales), y tracto gastrointestinal (estómago e intestinos). El riesgo de malformaciones congénitas es desconocido si el medicamento es tomado después del primer trimestre.

 ¿Tomando talidomida afectará la conducta y desarrollo de mi bebé?

Los únicos estudios a largo plazo que se han realizado sobre la exposición de la talidomida durante el embarazo se han realizado en niños que han nacido con malformaciones congénitas. Algunos de estos niños tienen discapacidades intelectuales o condiciones de conducta como autismo. Los efectos a largo plazo posibles en los niños expuestos a la talidomida pero que no nacieron con malformaciones congénitas físicas son desconocidos.

Si me embarazo mientras estoy tomando talidomida, ¿qué debo de hacer?

La talidomida debe interrumpirse inmediatamente si pierde el período, tiene una prueba de embarazo positiva o tiene un sangrado menstrual anormal. Si queda embarazada durante el tratamiento, comuníquese con su proveedor de salud de inmediato. Su proveedor de salud discutirá las posibilidades de las pruebas prenatales. Las pruebas prenatales involucran una ecografía detallada para observar el cuerpo y los órganos del bebé. El ultrasonido puede ver muchas de las malformaciones congénitas, pero no puede detectar todos los problemas fetales potenciales que causa la exposición a la talidomida.

¿Puedo tomar talidomida mientras amamanto?

No se ha estudiado la talidomida durante la lactancia. Basado en sus propiedades químicas, es esperado que pase a la leche materna. El medicamento puede causar mareos en un bebé amamantado, pero se desconocen los efectos exactos de la talidomida en el bebé amamantado. Hasta que se tengan más información, no se recomienda que las mujeres amamanten mientras toman talidomida. Asegúrese de hablar con su proveedor de salud sobre la mejor manera de alimentar a su bebé.

¿Si un hombre usa talidomida causará malformaciones congénitas en sus hijos?

No hay reportes en la literatura que sugieran que el uso de la talidomida en hombres está asociado con un aumento de riesgo de malformaciones congénitas. Sin embargo, la talidomida se excreta en el semen en niveles más altos que lo encontrado en la sangre. Se recomienda que los hombres que toman talidomida usen látex o condones sintéticos durante el coito y durante los 28 días posteriores a la interrupción de la talidomida. Para más información, por favor vea la hoja informativa de MotherToBaby Las exposiciones paternas en http://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Referencias Seleccionadas:

  • Brooks C, et al. 1977. Linear growth of children with limb deformities following exposure to thalidomide in utero. Acta Paediatr Scan 66:673-675.
  • Castilla E, et al. 1996. Thalidomide, a current teratogen in South America. Teratology 54:273-277.
  • Gollop T, et al. 1987. Prenatal diagnosis of thalidomide syndrome. Prenat Diagn 7:295-298.
  • Miller et al 2009. Thalidomide and mispoprostal: opthalmologic manifestations and associations both expected and unexpected. Birth Defects Res A Clin Mol Teratol 85(8):667-676.
  • Peng X, et al. 2017. Thalidomide results in diminished ovarian reserve in reproductive age female IBD patients. Medicine (Baltimore) 96(21):e6540.
  • Smithells R. 1992. Recognition of thalidomide defects. J Med Genet 29:716-723.
  • Sterling D, et al. 1997. Thalidomide: a surprising recovery. J Am Pharm Assn 3:306-313.
  • Stromland K, et al. 1993. Thalidomide embryopathy: revisited 27 years later. Acta Ophthalmol (Copen) 71:238-245.
  • Stromland K, et al. 1994 Autism in the thalidomide embryopathy: a population study. Dev. Med. Child Neurol. 36:351-356.
  • Tseng S, et al. 1996. Rediscovering thalidomide: a review of its mechanism of action, side effects and potential uses. J Am Acad Dermatol 35:969-979.
  • Teo S, et al. 2001. Thalidomide is distributed into human semen after oral dosing. Drug Metab Dispos 29:1355-1357.
  • Vargesson N. 2015. Review Thalidomide-Induced Teratogenesis: History and Mechanisms. Birth Defects Research Part C 105: 140-156.