En cada embarazo, las mujeres tienen del 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con malformaciones congénitas. Esto es conocido como su riesgo imprevisible. Esta hoja habla sobre si exponerse a la hidrocodona podría aumentar el riesgo de malformaciones congénitas más allá del riesgo imprevisible. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es la hidrocodona?

La hidrocodona es un medicamento que se usa con más frecuencia para tratar el dolor. Pertenece a una clase de medicamentos conocidos como opioides. Los opioides algunas veces son llamados narcóticos. Algunos productos de hidrocodona de uso común también contienen otros medicamentos, como el acetaminofén. Estos incluyen los nombres de marca Lortab®, Norco® y Vicodin®.

Estoy tomando la hidrocodona, pero me gustaría suspenderla antes de embarazarme. ¿Cuánto tiempo permanece el medicamento en mi cuerpo?

Hable con su proveedor de salud antes de hacer algunos cambios en sus medicamentos. Los medicamentos salen de los cuerpos de las personas a diferentes velocidades. En adultos sanos, que no están embarazadas, generalmente toma alrededor de 24 horas para que toda la hidrocodona se haya salido del cuerpo.

Tomo la hidrocodona. ¿Puede hacerlo más difícil embarazarme?

La hidrocodona no ha sido estudiada en mujeres para ver si usándola podría hacerlo más difícil embarazarse.

¿Debería dejar de tomar mi receta de hidrocodona si descubro que estoy embarazada?

No. Si ha estado tomando la hidrocodona regularmente (a diario o casi diariamente), no debe suspenderla repentinamente (también llamado “de golpe”). Dejar de tomar un medicamento opioide repentinamente podría causarle entrar la abstinencia. Más investigación es necesitada para saber si pasando la abstinencia podría dañar un embarazo. Hable con su proveedor de salud sobre los riesgos y beneficios de continuar o suspender su medicamento. Cualquier reducción en su hidrocodona necesita hacerla lentamente, y bajo la dirección de su proveedor de salud.

¿Tomando la hidrocodona durante mi embarazo aumenta la posibilidad de aborto espontáneo?

No hay estudios publicados que analicen si la hidrocodona aumenta la posibilidad de aborto espontáneo. Esto no significa que hay una aumenta de posibilidad o que no lo hay. Solo significa que esta pregunta no ha sido respondida.

¿Tomando la hidrocodona podría aumentar las posibilidades de tener un bebé con una malformación congénita?

Esto aún no se sabe. Dos estudios informaron que tomar la hidrocodona en el primer trimestre aumentó las posibilidades de defectos cardíacos, y uno de los estudios informó un pequeño aumento en la probabilidad de espina bífida (una abertura en la columna vertebral y la médula espinal) y gastrosquisis (una abertura en la pared del abdomen). Sin embargo, el número de mujeres expuestas a la hidrocodona en estos estudios fue pequeño, por lo que es difícil establecer una asociación entre el medicamento y las malformaciones congénitas. Es posible que otros factores, como otras drogas que las madres tomaron, o una combinación de medicamentos, pudieran haber sido responsables de las malformaciones congénitas. Además, otros dos estudios sobre la hidrocodona no encontraron un aumento en la probabilidad de malformaciones congénitas.

¿Podría la hidrocodona causar otras complicaciones del embarazo?

Posiblemente. Un estudio encontró que las mujeres quienes usaron la hidrocodona y otros opioides en el embarazo tenían más posibilidades de tener bebés que nacieron más pequeños de lo esperado. Sin embargo, las mujeres en este estudio quienes usaron los opioides también fueron más propensas a fumar durante el embarazo, lo que también puede causar que los bebés nazcan pequeños. Otros estudios de mujeres quienes usaron opioides durante todo el embarazo también encontraron un aumento en la probabilidad de tener bebés más pequeños, así como otros resultados adversos, incluyendo mortinato, parto prematuro y sufrimiento fetal durante el parto. Esto es comúnmente más reportado en mujeres quienes están usando la heroína o quienes abusan la hidrocodona (toman medicamentos recetados de opioides para el dolor en cantidades mayores o por más tiempo de lo recomendado por sus proveedores de salud).

¿Tendrá mi bebé los síntomas de abstinencia (síndrome de abstinencia neonatal) si continúo tomando la hidrocodona?

Posiblemente. El síndrome de abstinencia neonatal (NAS) es el término utilizado para describir los síntomas de abstinencia en recién nacidos de los medicamentos que una madre toma durante el embarazo. Los estudios de mujeres embarazadas quienes usan la hidrocodona prescrita y otros medicamentos opioides para el dolor han informado un aumento en la probabilidad de NAS. La posibilidad de NAS puede ser más alta si estos medicamentos son usados al final del embarazo.

Para cualquier opioide, los síntomas pueden incluir dificultad para respirar, somnolencia extrema (somnoliento), mala alimentación, irritabilidad, sudoración, temblores, vómitos y diarrea. Los síntomas de NAS pueden aparecer al nacer y pueden durar más de dos semanas. Si es necesitado, los bebés pueden ser tratados para la abstinencia mientras están en el hospital. Si usa un opioide en su embarazo, es importante que los médicos de su bebé lo sepan y revisen por síntomas del NAS, así que su recién nacido reciba el mejor cuidado posible.

¿Tomando la hidrocodona durante el embarazo afectará el comportamiento de mi bebé o causará problemas de aprendizaje?

Esto no está conocido. No hay suficientes estudios sobre la hidrocodona para saber si existe la posibilidad de problemas a largo plazo

¿Qué sabemos sobre el uso indebido o abuso de los medicamentos opioides?

Los estudios encuentran que las mujeres embarazadas quienes toman opioides en dosis más altas o durante más tiempo de lo recomendado por sus proveedores de salud (es decir, uso indebido o “abuso” de opioides) tienen un alto riesgo de problemas del embarazo. Estos incluyen crecimiento deficiente del bebé, mortinato, parto prematuro y cesárea. Algunas mujeres quienes usan los opioides indebidamente también tienen otros hábitos que pueden resultar en problemas de salud tanto para la madre como para el bebé. Por ejemplo, las malas elecciones de dieta pueden resultar que las madres no tengan suficientes nutritivos para mantener un embarazo saludable y podrían aumentar las probabilidades de aborto espontáneo y parto prematuro. Compartir agujas para inyectar opioides aumenta el riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis C y / o el VIH, que pueden atravesar la placenta e infectar al bebé.

¿Puedo tomar la hidrocodona durante la lactancia?

Posiblemente. Los bebés pueden tener problemas con aun las pequeñas cantidades de hidrocodona que podrían estar en la leche materna. Hable con su proveedor de salud acerca de las mejores formas de controlar su dolor mientras está amamantando.

El uso de algunos opioides, tal como la hidrocodona en la lactancia materna, puede causar que los bebés tengan mucho sueño y tengan problemas para engancharse en el pezón, y tener dificultades respiratorias. Si está usando cualquier opioide, su bebé debe ser vigilado cuidadosamente. Comuníquese con el proveedor de salud de su bebé de inmediato y deje de amamantar si su bebé tiene alguno de estos problemas mientras está tomando este medicamento.

¿Qué hay si el padre del bebé toma la hidrocodona?

No hay estudios que analicen los posibles riesgos para un embarazo cuando un padre toma la hidrocodona. En general, es poco probable que las exposiciones que tienen los padres aumenten los riesgos a un embarazo. Para obtener más información, consulte la hoja informativa MotherToBaby Las exposiciones paternas y embarazo en https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Por favor haga clic aquí para ver las referencias.