Esta hoja habla sobre la exposición al virus limfocítico choriomeningitis (VLCM) durante el embarazo y la lactancia. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es el virus limfocítico choriomeningitis (VLCM)? ¿Cómo se contagia?

El VLCM es un virus que es transportado por roedores y puede transmitirse a los humanos. Los roedores infectados eliminan el virus en sus secreciones nasales, saliva, leche, semen, orina y heces. El contacto con fluidos corporales de roedores a través de la piel rota, ojos, nariz o ingestión accidental puede provocar una infección por VLCM. Los roedores salvajes, los roedores mascotas y los roedores en los laboratorios pueden transportar VLCM, pero el huésped más común es el ratón doméstico. Se estima que el 5% de los ratones domésticos en los Estados Unidos tienen VLCM. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) estiman que del 2% al 5% de los adultos han tenido una infección por VLCM

¿Cuáles son los síntomas del LCMV?

Algunas personas con VLCM no tienen ningún síntoma. Para otros, el VLCM causa síntomas similares a los de la gripe (fiebre, dolores musculares, fatiga, náuseas y vómitos) que comienzan 1-2 semanas después de estar expuestos al virus. Estos síntomas pueden durar hasta una semana. Algunas personas desarrollan meningitis (inflamación de la médula espinal), encefalitis (inflamación del cerebro) o ambas. Estos síntomas pueden durar hasta 3 semanas o más. Los síntomas de la infección por VLCM pueden ser tratados, y los casos que afectan la columna vertebral o el cerebro requieren hospitalización.

¿Cómo puedo reducir la posibilidad de contraer VLCM?

La posibilidad de infección por VLCM es baja. Sin embargo, las mujeres embarazadas pueden reducir sus posibilidades de infección siguiendo los consejos a continuación y en el sitio web de los CDC en https://www.cdc.gov/vhf/lcm/prevention/index.html.

  • Evite el contacto físico directo con roedores salvajes o mascotas.
  • Si es posible, haga que alguien más cuide a los roedores mascotas y limpie sus jaulas.
  • Si entra en contacto con un roedor o su orina, excrementos o materiales de anidación, lávese muy bien las manos con agua y jabón después.
  • Evite pasar la aspiradora o barrer la orina de roedores, los excrementos o los materiales de anidación, que pueden causar que el virus se transmita por el aire y aumentar la posibilidad de respirar el virus.
  • Si tiene roedores salvajes en su hogar, haga que una compañía profesional de control de plagas los elimine.
  • Los trabajadores de laboratorio o veterinarios que trabajan con el virus o manejan animales infectados pueden reducir sus posibilidades de infección al usar el equipo de protección adecuado y seguir las precauciones de seguridad apropiadas. Vea nuestra hoja informativa MotherToBaby sobre cómo trabajar como veterinario o técnico veterinario: https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/veterinario-tecnico-veterinario/pdf/ 

¿Contrayendo VLCM podría aumentar la posibilidad de aborto espontáneo?

Teniendo una infección por VLCM durante el embarazo puede aumentar la posibilidad de un aborto espontáneo, aunque la probabilidad exacta de un aborto espontáneo no está clara. La probabilidad de pérdida del embarazo es más alta con las infecciones por VLCM en el primer trimestre que con las infecciones más tarde en el embarazo.

¿Teniendo VLCM durante el embarazo podría aumentar la posibilidad de defectos de nacimiento?

En cada embarazo, una mujer comienza con un 3-5% de posibilidades de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Esto se llama su riesgo imprevisible. Si una mujer contrae VLCM durante el embarazo, el virus puede pasar al bebé en desarrollo. Esto se llama VLCM congénito.

Los defectos de nacimiento conocidos más comunes del VLCM congénito son líquido en el cerebro (hidrocefalia), problemas oculares que pueden resultar en a la pérdida de visión (coriorretinitis) y efectos en el desarrollo del cerebro que van desde discapacidades leves de aprendizaje hasta discapacidades de desarrollo más severas. No se han informado suficientes casos de VLCM congénito para saber si estos casos más graves son típicos. La posibilidad de estos efectos en el cerebro, los ojos y el desarrollo parece ser más alta cuando una mujer contrae una infección por VLCM en el segundo o tercer trimestre del embarazo.

No es conocido qué tan probable es que una infección por VLCM en el embarazo pasará al bebé, o cuál es la probabilidad de defectos nacimiento si eso sucede. Esto se debe a que muchos casos de VLCM no se detectan (ya que los síntomas son similares a los de la gripe), y las mujeres y los bebés sanos no se realizan pruebas de detección de VLCM de manera rutinaria. Por lo tanto, no es conocido cuántas mujeres han tenido VLCM durante el embarazo y todavía tuvieron bebés sanos. Los datos actuales sugieren que los casos de infección por VLCM y VLCM congénito no se informan suficientemente.

Teniendo una infección por VLCM en el pasado que ha desaparecido no aumenta la posibilidad de VLCM congénito en un embarazo actual o futuro.

¿Cómo puedo saber si tengo VLCM?

Si ha tenido contacto cercano con roedores, excrementos de roedores o material de anidación, y / o tiene fiebre u otros síntomas de VLCM, comuníquese con su proveedor de salud. Un análisis de sangre podría estar disponible para detectar una infección por VLCM.

¿Cómo puedo saber si mi bebé se verá afectado por VLCM durante mi embarazo?

El ultrasonido puede detectar algunos de los posibles efectos del VLCM congénito, como áreas agrandadas del cerebro, líquido adicional en el cerebro, sangrado alrededor del cerebro o acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo del bebé (hidropesía).

¿Puedo amamantar si tengo VLCM?

No hay evidencia que sugiera que el VLCM puede ser transmitido a su bebé a través de la leche materna, pero se necesitan estudios para ayudar a responder a esta pregunta. Dígale a su proveedor de salud y de su bebé sobre su infección, libere la casa de roedores salvajes si están presentes y lávese bien las manos con agua y jabón antes de cargar a su bebé. Si sospecha que su bebé tiene síntomas de VLCM, comuníquese con el proveedor de salud del niño.

Si un hombre tiene VLCM, ¿aumenta la posibilidad de infertilidad o defectos de nacimiento?

El VLCM no se ha estudiado para determinar los efectos sobre la fertilidad de un hombre. En general, es improbable que las exposiciones que tienen los padres aumenten los riesgos de un embarazo. Para obtener más información, consulte la hoja informativa de MotherToBaby Exposiciones paternas y el embarazo en https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Por favor haga clic aquí para las referencias.