Esta hoja habla sobre la exposición a los repelentes de insectos en un embarazo o durante la lactancia. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de la salud.

¿Cuáles son los repelentes de insectos?

Repelentes de insectos son lociones, aerosoles, o aceites que se aplican sobre la piel o en la ropa para disminuir las posibles mordidas de los mosquitos, moscas, garrapatas y arañas (“insectos”). Los insectos pueden transmitir serias enfermedades tales como la malaria, la enfermedad de Lyme, el virus del Nilo Occidental, y el virus Zika. Algunos repelentes de insectos son mejores que otros para prevenir las picaduras y protegerse contra estas enfermedades. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan los siguientes ingredientes para la protección contra las picaduras:

  • DEET trabaja en contra de los mosquitos y las garrapatas. Un 25% de la preparación provee hasta 10 horas de protección (menos concentraciones pueden solamente proveer 2 horas de protección). Para más información, consulte la hoja informativa de MotherToBaby sobre DEET (https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/deet-nn-ethyl-m-toluamide/).
  • Picaridin protege contra insectos voladores, garrapatas y niguas. Un 20% de preparación provee protección en contra los mosquitos por 4 a 8 horas.
  • IR3535 puede funcionar mejor contra mosquitos y moscas que pican. En algunos estudios un 15% de preparación protegieron en contra de los mosquitos por 4 a 6 horas, aunque otros estudios mostraron tiempos de protección más cortos.
  • PMD es una forma hecho en laboratorio de un ingrediente en aceite de eucalipto limón. Algunos estudios sugieren que un 30% de preparación de PMD protege en contra de algunos insectos acerca de 6 horas.
  • La 2-undecanona es encontrada en plantas tales como rue (Ruta graveolens), plátanos, clavo y jengibre. Una preparación del 8% puede proveer protección contra mosquitos por 3 a 5 horas.
  • Velas de citronela, brazaletes, o cremas hidratantes de la piel que no contienen repelentes de insectos aprobados y los aceites del geraniol, limoncillo o romero son mucho menos eficaces y no recomendados para el uso en áreas donde hay riesgo de enfermedad transmitida por insectos. Un estudio sugiere que difusores de citronela con ingredientes de repelentes de insectos aprobados podrían ser más efectivo que con solamente velas de citronela.

¿Cuál es la mejor manera de usar los repelentes de insectos para mí?

Debe usar repelentes de insectos solamente cuando los necesite. Lávelos con agua y jabón cuando ya no esté expuesto a los insectos. Aplique repelentes de insectos como se recomienda en la etiqueta. Aplique los repelentes solamente en la piel expuesta o ropa, no en la piel debajo de la ropa. No aplique repelentes en cortes o piel irritada. Para aplicar repelente en la cara, rocíelo en las manos y luego aplíquelo con moderación, evitando los ojos y la boca. Si también está usando protector solar, aplique primero el protector solar y luego el repelente de insectos. Lávese bien las manos con agua y jabón después de aplicar el repelente de insectos, para reducir el riesgo de que entre en contacto con la boca.

Me acabo de enterar que estoy embarazada. ¿Debo dejar de usar repelentes de insectos?

Los beneficios de usar repelentes de insectos durante el embarazo pueden superar cualquier riesgo posible. Los repelentes de insectos como el DEET y la picaridina pueden ayudar a proteger contra las picaduras de mosquitos que transmiten enfermedades como la malaria, la enfermedad de Lyme, el virus del Nilo Occidental y el virus Zika. Teniendo cualquiera de estas enfermedades durante el embarazo puede ser dañino para un bebé en desarrollo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas in inglés) y otras importantes organizaciones de salud recomiendan el uso de repelentes de insectos para proteger a las mujeres embarazadas y a sus bebés no nacidos de las enfermedades transmitidas por los mosquitos.

¿El uso de repelentes de insectos aumenta la posibilidad de aborto espontáneo?

El aborto espontáneo puede ocurrir en cualquier embarazo. En este momento, no hay estudios en humanos sobre los posibles efectos de los repelentes de insectos en la posibilidad de aborto espontáneo.

¿Usando los repelentes de insectos aumenta la posibilidad de malformaciones congénitas?

En cada embarazo, una mujer comienza con un 3-5% de probabilidad de tener un bebé con una malformación congénita. Esto se llama su riesgo imprevisible. Un estudio sugirió que el hipospadias (una malformación congénita donde la abertura del pene está en la parte inferior en lugar de la punta) fue más común en los bebés barones nacidos de mujeres quienes usaron repelentes de insectos temprano en el embarazo. Este estudio no probó que los repelentes de insectos causan malformaciones congénitas.

  • DEET: Menos del 10% de la cantidad total de DEET aplicada en la piel ingresa al torrente sanguíneo. Ha habido algunos informes de resultados adversos del embarazo después que una madre usa el DEET durante el embarazo. Sin embargo, la mayoría de los estudios no encuentra que usando DEET aumenta la posibilidad de malformaciones congénitas.
  • Picaridin, PMD, IR3535, y 2-undecanona no han sido estudiados en embarazos humanos. Sin embargo, cuando se usa según las indicaciones, solamente se espera que las cantidades bajas de estos ingredientes son absorbido a través de la piel en el torrente sanguíneo.
  • Aceites de plantas naturales tales como soja, limoncillo, citronela, menta, lavanda, geranio o geraniol no han sido estudiados en el embarazo humano.

¿Usando repelentes de insectos en el segundo o tercer trimestre puede causar otras complicaciones del embarazo o problemas a largo plazo para el bebé?

DEET en el torrente sanguíneo cruza la placenta al final del embarazo. Pero cuando se usa como se recomienda, DEET no parece causar efectos dañinos en el bebé. Un estudio de 449 mujeres quienes usaron dosis recomendadas de DEET diariamente durante la segunda mitad del embarazo no encontró un aumento en las malformaciones congénitas ni ningún efecto sobre el desarrollo de los niños en el primer año de vida.

¿Puedo usar los repelentes de insectos durante la lactancia?

Las enfermedades contraídas de los insectos pueden tener serios efectos de salud para la madre lactante y su bebé. Hay pocos datos sobre el uso de los repelentes de insectos durante la lactancia, pero es importante considerar el beneficio de usarlos para prevenir enfermedades. Cuando se está aplicando los repelentes de insectos durante la lactancia siga las mismas instrucciones como cuando durante el embarazo. No aplique repelentes de insectos en el área del pezón, para evitar que el bebé ingiera repelente en la boca durante la lactancia. Lávese las manos después de aplicar repelente de insectos.

¿Hay un problema si el papá del bebé usa los repelentes de insectos mientras que estoy tratando de embarazarme?

No hay evidencia que al usar cualquier repelente de insecto causará problemas con la fertilidad de un hombre o aumentará la posibilidad de malformaciones congénitas en sus hijos. Sin embargo, no todos los repelentes han sido estudiados por estos resultados. En general, las exposiciones del padre son poco probable que aumenten los riesgos a un embarazo. Para obtener más información, consulte la hoja informativa de MotherToBaby Las exposiciones paternas y el embarazo en https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Por favor haga clic aquí para las referencias.