Esta hoja habla sobre algunas de las exposiciones generales presentes en los ambientes de trabajo veterinario y describe algunos recursos disponibles para ayudar a crear un ambiente de trabajo seguro. Esta información no debe reemplazar la atención médica y el consejo de su proveedor de salud.

¿Qué tipos de peligros podrían estar en mi lugar de trabajo?

En general, los peligros potenciales que pueden enfrentar los Veterinarios y los Técnicos Veterinarios incluyen:

  • anestesia y gases anestésicos residuales
  • radiación ionizante
  • medicamentos
  • enfermedades transmitidas por los animales y parásitos
  • plaguicidas y otros productos químicos
  • accidentes (picaduras, caídas, pinchadas de agujas)
  • Infecciones (por mordeduras o rasguños, estafilococos resistentes a la meticilina (MRS, por sus siglas en inglés))
  • reacciones alérgicas
  • levantamiento pesado y esfuerzo físico
  • trabajo por turnos

El personal veterinario trabaja en una variedad de entornos y cada persona probablemente tendrá diferentes preocupaciones con respecto a sus exposiciones específicas en el lugar de trabajo. Recuerda, sólo porque usted trabaja alrededor de estos peligros potenciales, no significa que usted realmente tiene niveles de la exposición que causaría un problema. Además, hay medidas de seguridad que todos los trabajadores pueden tomar para limitar las exposiciones.

Trabajo alrededor de agentes anestésicos. ¿Puede esto dañar mi embarazo?

Es improbable. Los estudios más antiguos, los cuales que se realizaron en gran parte antes del uso de equipos modernos de eliminación (dispositivos que recogen anestesia del aire para evitar la inhalación por parte del personal veterinario), sugirieron que la exposición repetida o los altos niveles de exposición a los anestésicos inhalados en un entorno ocupacional podrían aumentar la posibilidad de una malformación congénita o un aborto espontáneo. Sin embargo, la exposición ocupacional a anestésicos inhalados con el uso de equipos de eliminación y la técnica correcta no conduce a una mayor probabilidad de aborto espontáneo o malformaciones congénitas.

Los anestésicos se pueden administrar mediante inyección, infusión intravenosa, intubación o inhalación con máscara. Para cada persona, el riesgo de exposición a la anestesia inhalada dependerá de los medicamentos específicos utilizados, de cómo son administradas y de las medidas de protección aplicadas. Los trabajadores a menudo se enfrentan a su mayor probabilidad de exposición durante la inducción y recuperación y al llenar el vaporizador. Se puede hacer un monitoreo del aire para evaluar la exposición del personal. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) tiene un documento (https://www.osha.gov/dts/osta/anestheticgases) con información detallada sobre los controles en el lugar de trabajo y los límites de exposición recomendados para los gases anestésicos.

Estoy alrededor de nuestra máquina de rayos X. ¿Significa esto que estoy expuesto a la radiación?

Por favor vea nuestra hoja informativa de MotherToBaby sobre cómo trabajar alrededor de la radiación ionizante durante el embarazo para más información acerca de trabajar con las máquinas de rayos x en: https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/radiacion-ionizante/pdf/.

En entornos de trabajo veterinario, la radiación ionizante también podría ocurrir con el uso de isótopos radiactivos y máquinas de radioterapia (por ejemplo, asistencia en procedimientos de fluoroscopio y tratamientos I-131 para animales hipertiroideos).

¿Debo preocuparme por manejar medicamentos mientras estoy embarazada?

Hay algunos medicamentos que se consideran inseguros para manejar directamente durante el embarazo sin tomar las propias precauciones. Una lista de algunos medicamentos peligrosos puede ser encontrada en el Apéndice A (http://www.cdc.gov/niosh/docs/2012-150/pdfs/2012-150.pdf) del documento electrónico disponible en el Instituto Nacional para el Trabajo Seguridad y Salud (NIOSH).

Los trabajadores pueden estar expuestos a medicamentos peligrosos mientras los manejan durante: la reconstitución, el traslado entre contenedores, los contenedores intravenosos, el cebado de tubos intravenosos, la conexión o desconexión de jeringas de los puertos de inyección, la eliminación y el mantenimiento del equipo. El manejo de fluidos corporales de animales tratados (p. ej. vómito, orina) también puede ser una vía de exposición a los medicamentos. La exposición también puede ocurrir cuando juntando y guardando las drogas peligrosas como estudios de contaminación de la superficie han demostrado que las áreas donde los medicamentos fueron almacenados y manejados a menudo estaban contaminados.

La infertilidad, la pérdida de embarazo, las malformaciones congénitas y el crecimiento fetal deficiente han sido reportados al manejar la exposición de algunos medicamentos. Sin embargo, la mayoría de estos estudios fueron entre las enfermeras que pasaron mucho tiempo cerca de las drogas peligrosas. Todos los empleados que manipulen medicamentos deben recibir entrenamiento que cubra todos los pasos, incluyendo la apertura, el manejo, la administración, el almacenamiento y la eliminación.

NIOSH tiene un documento con consejos para prevenir la exposición ocupacional a drogas peligrosas (https://www.cdc.gov/niosh/docs/2004-165/). Si maneja medicamentos peligrosos, use equipo de protección. Cuando haya terminado de manejar los medicamentos, limpie el área de preparación y lávese las manos. No coma ni tome en el área donde se preparan o administran estos medicamentos o al usar guantes contaminados u otra ropa protectora.

¿Hay enfermedades zoonóticas o parasitarias que debo estar preocupada?

Una enfermedad zoonótica es una enfermedad que puede ser transmitida entre animales y los humanos. Las enfermedades zoonóticas pueden ser causadas por virus, bacterias, parásitos y hongos. La exposición puede ocurrir cuando los humanos entran en contacto con la saliva, la sangre, la orina o las heces de un animal infectado, o cuando son mordidos por una garrapata o un mosquito. Cuando está embarazada, su cuerpo tiene más dificultades para combatir las infecciones y tiene más posibilidades de desarrollar complicaciones graves de enfermedades. Si está embarazada y piensa que ha contraído una enfermedad, enfermedad o parásito, póngase en contacto con su proveedor de salud.

Una lista corta de algunas de las enfermedades que los veterinarios y los técnicos de veterinarios pueden ser expuestos incluyen: Fiebre Q, la influenza, la toxoplasmosis, el virus de Linfocítico Choriomengtis, reacciones alérgicas, rabia, ácaros, la sarna, brucelosis, Chlamydophila psittaci, la tiña, Giardiasis y helmintos (gusanos). Hay otros. MotherToBaby tiene hojas informativas sobre algunas de estas exposiciones en https://mothertobaby.org/es/hojas-informativas/.

Los veterinarios embarazados y los técnicos de veterinarios que son responsables de tratar con fluidos corporales de los animales, como limpiar jaulas y cajas de arena, o las heces de un animal infectado, pueden considerar pasar esta responsabilidad a otro compañero de trabajo. Sin embargo, todos los miembros del personal deben usar equipo protector adecuado, como guantes desechables gruesos, ropa protectora y una máscara al manejar estos animales y sus muestras, independientemente de si están embarazadas o no. El lavado adecuado de las manos es fundamental. Además, asegúrese de estar al día con todas sus vacunas.

El comité de control de infecciones veterinarias de la Asociación Nacional de Veterinarios Estatales de Salud Pública tiene un documento que describe los protocolos para la prevención de enfermedades zoonóticas (http://nasphv.org/Documents/VeterinaryStandardPrecautions.pdf).

¿Cómo puedo aprender más sobre los pesticidas y productos químicos de limpieza con los que trabajo?

Los trabajadores de veterinarios están obligados a usar productos químicos de limpieza para esterilizar equipos y habitaciones, y podrían estar alrededor de pesticidas. Algunos compuestos químicos que pueden utilizarse en un lugar de trabajo veterinario incluyen compuestos de acetamina, sales de cromo, sales de níquel, fenoles (Lysol®), formaldehído, glutaraldehído, betadina o clorhexidina, hipoclorito de sodio (cloro, Clorox®), aldehídos Cidex®, Soluciones de ácido peracético / peróxido de hidrógeno / ácido acético (Spor-Klenz®), soluciones de aldehído / fenol (Sporcidin®) y disolventes orgánicos. Usted puede aprender sobre los ingredientes en los productos que usted utiliza mirando su hoja de datos de seguridad del material (MSDS por sus siglas en inglés). Estas hojas describirán la manera apropiada de usar, almacenar y eliminar estos productos químicos. Con las prácticas adecuadas en el lugar de trabajo y las precauciones, la mayoría de estos productos se pueden usar con seguridad. Asegúrese de que está usando el tipo correcto de guantes y otros equipos de protección personal. Asegúrese de que el intercambio de ventilación / aire en su área de trabajo esté funcionando correctamente. Un higienista industrial puede ayudar a asegurarse de que su lugar de trabajo tiene las protecciones correctas en su lugar.

¿Puede el levantamiento pesado, la tensión o el estrés representar un riesgo para mi embarazo?

Los trabajadores del veterinario tienen un trabajo físicamente exigente que implica el levantamiento y la restricción de animales y largos períodos de pie y largas horas de trabajo. Los ligamentos (el tejido que conecta los huesos) comienzan a aflojarse durante el embarazo, lo que los hace más propensos a las lesiones. Además, las mujeres embarazadas se adaptarán a un centro de gravedad cambiado. Esto puede dificultar el equilibrio.

Algunos estudios, pero no todos, han sugerido que la permanencia prolongada durante el embarazo se asocia con trabajo de parto prematuro o bajo peso al nacer. El Consejo de Asuntos Científicos de la Asociación Médica Americana (AMA) ha publicado recomendaciones sobre levantamiento ocupacional relacionadas con el embarazo. Las mujeres embarazadas deben evitar el levantamiento extenuante, especialmente en el tercer trimestre. En promedio, 25 libras es el límite para una mujer embarazada sana cuando se trata de levantar. Sin embargo, usted debe discutir sus límites personales con su proveedor de salud. El riesgo de levantamiento pesado y tensión es para la madre, no para el bebé.

Considere pedir ayuda cuando necesite levantar o ayudar a retener animales. Si su trabajo requiere que usted esté en sus pies durante largos períodos de tiempo, tome descansos cortos regulares de aproximadamente 5-10 minutos cada 2 horas.

¿Cómo puedo reducir las exposiciones relacionadas con el trabajo como un veterinario o técnico veterinario?

MotherToBaby tiene una hoja informativa en general sobre el trabajo durante el embarazo (https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/peligros-en-la-salud-reproductiva-en-el-lugar-de-trabajo/pdf/) con maneras de reducir las exposiciones químicos potenciales. Su lugar de trabajo debe proveer MSDS sobre todos los productos químicos y también protección personal adecuada para todas las partes de su trabajo. Asegúrese de usarlos, incluso cuando no esté embarazada.

Lavarse las manos adecuadamente es uno de los pasos más importantes que puede tomar. Lavarse las manos antes y después de cada paciente y después del contacto con cualquier sustancia corporal o artículos contaminados por ellos. Lavarse las manos antes de comer o beber; después de limpiar jaulas de animales o las áreas de cuidado de animales; después de manejar químicos; y siempre cuando las manos estén visiblemente sucias. La Asociación Nacional de Veterinarios Estatales de Salud Pública (NASPHV, por sus siglas en inglés) creó un Modelo de plan de control de infecciones para prácticas veterinarias que describe el lavado de manos, junto con la prevención de daños relacionados con animales, el uso de guantes, mangas, protección facial y uniformes de protección, durante procedimientos veterinarios y controles ambientales. Este plan está disponible en el sitio web de NASPHV en http://nasphv.org/Documents/ModelInfectionControlPlan.docx .

¿Quién puedo contactar para obtener más información?

Si tiene preocupaciones específicas con respecto a su lugar de trabajo, hable con su proveedor de salud o llame a MotherToBaby con sus preguntas específicas. Además, usted o su empleador pueden ponerse en contacto con un higienista industrial (https://www.aiha.org/about-ih/Pages/Find-an-Industrial-Hygienist.aspx) para que su lugar de trabajo sea evaluado de maneras para hacer que su sitio de trabajo sea lo más seguro posible. Las pequeñas empresas también pueden ponerse en contacto con los servicios de consulta de la OSHA para ayudar a determinar si hay peligros en su lugar de trabajo: 1-800-321-OSHA (6742). 

Algunos recursos disponibles en el internet:

Las referencias disponibles bajo solicitud.