*La información sobre COVID-19 está evolucionando rápidamente, y esta hoja informativa podría estar desactualizada para cuando la lea. Para obtener la información más actualizada, llame a MotherToBaby al 866-626-6847. 

Esta hoja habla sobre COVID-19 en el embarazo y durante la lactancia. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es COVID-19?

COVID-19 es una enfermedad respiratoria causada por un virus.  Este virus (lo cual se refiere como SARS-CoV-2) pertenece a un grupo que se llama coronavirus. Los síntomas más comunes de COVID-19 incluyen fiebre, tos, y dificultad para respirar. Otros síntomas pueden incluir escalofríos sin o con temblores, dolor muscular, dolor de cabeza, dolor de garganta, y pérdida reciente del olfato o el gusto. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, insuficiencia respiratoria, y muerte. Algunas personas tienen síntomas muy leves o nulos (asintomático), pero estas personas aún pueden pasar el virus a otras personas.

El virus que causa COVID-19 es transmitido principalmente por contacto cercano de persona a persona. Cuando una persona infectada tose, estornuda, o habla, el virus puede propagarse a otras personas cercanas. Las mejores maneras de protegerse de la infección son evitar el contacto cercano con otras personas (a una distancia de al menos 6 pies), lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, y limpiar/desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia. Quedarse en casa lo más posible cuando el virus está propagando en la comunidad también puede reducir la posibilidad de exposición al virus. Todos podemos ayudar a prevenir la propagación del virus usando cubiertas de tela para la cara al salir en el público. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) comparten consideraciones adicionales para el embarazo aquí. Se publican avisos de salud de viaje aquí.

¿Puedo hacerme una prueba para COVID-19?

Los CDC ofrecen información sobre pruebas para el COVID-19 aquí. Si usted tiene síntomas de COVID-19, llame a su proveedor de salud lo más antes posible.

¿Puede hacerlo más difícil embarazarme si tengo COVID-19?

No se han realizado estudios para ver si tener COVID-19 podría hacerlo más difícil embarazarse.

¿Tener COVID-19 durante el embarazo podría aumentar la posibilidad de aborto espontáneo?

El aborto espontáneo puede ocurrir en cualquier embarazo. No se han realizado estudios para ver si tener COVID-19 durante el embarazo podría aumentar la posibilidad de aborto espontáneo.

¿Tener COVID-19 durante el embarazo podría aumentar la posibilidad de defectos de nacimiento?

En cada embarazo, una mujer comienza con un 3-5% de posibilidades de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Esto se llama su riesgo imprevisible. No hay estudios publicados que analicen COVID-19 en el embarazo y defectos de nacimiento.

Una fiebre alta en el primer trimestre puede aumentar la posibilidad de ciertos defectos de nacimiento (consulte la hoja informativa de MotherToBaby: https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/la-hipertermia/pdf/). Si se enferma con COVID-19 o cualquier otra enfermedad y desarrolla fiebre alta, hable con su proveedor de salud lo antes posible para saber la mejor manera de reducirla.

¿Tener COVID-19 podría causar otras complicaciones del embarazo?

La información sobre COVID-19 y el embarazo es limitada. Las mujeres embarazadas que tienen COVID-19 podrían tener una mayor probabilidad de enfermarse gravemente que las mujeres que no están embarazadas. Datos recientes que examinan las infecciones por COVID-19 entre las mujeres en los Estados Unidos sugieren que las mujeres embarazadas pueden tener una mayor probabilidad de ser ingresadas en cuidados intensivos y tener que ser puestas en un ventilador (máquina que le ayuda a respirar) que las mujeres no embarazadas. Por estas razones, es especialmente importante que las mujeres embarazadas tomen precauciones para evitar la infección y buscar el manejo inmediato de cualquier síntoma.

Tener síntomas graves o complicaciones por cualquier enfermedad puede requerir que mujeres embarazadas necesiten dar a luz antes de lo esperado. El parto prematuro (antes de 37 semanas) puede ser asociado con problemas de salud a largo plazo para los bebés. Informes de mujeres hospitalizadas con síntomas de COVID-19 durante los segundo y tercer trimestres del embarazo han incluido partos prematuros, pero no está claro si estos fueron debidos a la infección de la madre o a otras razones.

Si una mujer tiene COVID-19 durante el embarazo, ¿puede el virus pasar al bebé durante el embarazo?

En informes limitados de bebés nacidos de mujeres con enfermedad de COVID-19 alrededor del momento del parto, la mayoría de los recién nacidos no han tenido evidencia de infección. Sin embargo, un pequeño número de recién nacidos han dado positivo para el virus poco después del parto. Aunque esto sugiere la posibilidad de que el virus pueda pasar de una madre a un bebé durante el embarazo, los investigadores necesitan más información para confirmarlo, y para saber todos los posibles efectos de COVID-19 en el embarazo.

¿Tener COVID-19 en el embarazo podría causar problemas a largo plazo en el comportamiento o el aprendizaje del bebé?

No se han realizado estudios para ver si tener COVID-19 en el embarazo podría tener efectos a largo plazo en el niño. 

Soy trabajadora sanitaria embarazada. ¿Qué precauciones debo tomar para protegerme contra COVID-19?

Asegúrese de que su empleador sabe que está embarazada antes de que proporcione cualquier atención directa del paciente a una persona con COVID-19 confirmado o sospechoso. Cuando sea posible, y dependiendo de la dotación de personal, la dirección debe considerar limitar su exposición de usted a estos pacientes. Esto es especialmente verdad si realiza procedimientos con una mayor probabilidad de entrar en contacto con las gotas respiratorias de un paciente.

Todos los proveedores de salud deben seguir las precauciones estándares y basadas en la transmisión cuando trabajan con todos los pacientes. El equipo de protección personal (EPP) recomendado para procedimientos de menor riesgo incluye el uso de una máscara facial y protección para los ojos. Los procedimientos de generación de aerosoles (como la intubación) o ciertos procedimientos quirúrgicos representan un mayor riesgo de transmisión en caso de que el paciente tenga COVID-19. El EPP recomendado para este tipo de encuentro incluye un respirador N95 (o una máscara facial si los respiradores no están disponibles), bata, guantes y protección para los ojos.

Si ha estado expuesta a un paciente con COVID-19 mientras no usaba el EPP recomendado, pero está asintomática, debe quedar excluida del trabajo durante 14 días. Si tiene COVID-19 sospechado o confirmado después de cuidar a un paciente con COVID-19, consulte los criterios detallados de retorno al trabajo de los CDC.

La hoja informativa de MotherToBaby Peligros en la salud reproductiva del lugar de trabajo puede contestar preguntas adicionales.

¿Puedo amamantar si tengo COVID-19?

La leche materna proporciona protección contra enfermedades infantiles graves. A menudo se anima a las mujeres de que sigan amamantando o proveyendo leche materna aun cuando están enfermas con un virus, tal como influenza. Partículas del virus que causa COVID-19 se han encontrado en sólo un pequeño número de muestras de leche materna de mujeres con el virus. No se han observado casos de bebés que se infectaron con el virus a través de la lactancia materna. Sobre la base de la información actual, los expertos creen que los beneficios de la lactancia materna superan cualquier riesgo potencial de infección por COVID-19 a través de la leche materna.

Las mujeres que están amamantando mientras estar enferma con COVID-19 pueden ayudar a evitar transmitir el virus a sus bebés por medio de lavarse las manos con frecuencia y usar una máscara facial mientras dan pecho. También pueden considerar extraer leche para que otra persona alimente a su bebé mientras se recupere, especialmente si su enfermedad requiere que se separe de su bebé después del parto o en cualquier momento. Información de los CDC sobre COVID-19 y la lactancia se encuentra aquí. La declaración de la Academia de Medicina de la Lactancia sobre COVID-19 se puede encontrar aquí. Hable con sus proveedor de salud sobre cualquier pregunta relacionada a la lactancia materna.

Si un hombre tiene COVID-19, ¿podría afectar su fertilidad (habilidad de embarazar a su pareja) o aumentar la posibilidad de defectos de nacimiento? 

Esto no ha sido estudiado. En general, las exposiciones que los padres tienen son improbables que aumentan los riesgos a un embarazo. Para obtener más información, por favor consulte la hoja informativa de MotherToBaby Las exposiciones paternas y el embarazo en https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

MotherToBaby está llevando a cabo actualmente un estudio observacional sobre COVID-19 en el embarazo y durante la lactancia materna. Si usted sabe o sospecha que puede tener COVID-19 y está interesada en participar en este estudio, por favor llame al 1-877-311-8972 o regístrese en https://mothertobaby.org/join-study/.

Por favor haga clic aquí para ver las referencias.