Esta hoja habla sobre la exposición a la enfermedad meningocócica o la vacuna contra meningocócica en un embarazo y durante la lactancia. Esta información no deberá usarse como un sustituto del cuidado médico o los consejos de su proveedor de salud.

¿Qué es la meningitis?

La meningitis es una infección del revestimiento que rodea el cerebro y la médula espinal. La meningitis puede ser causada por virus, bacterias, hongos o parásitos. La gravedad de la enfermedad y el tratamiento difieren según el tipo de meningitis. La meningitis bacteriana suele ser una afección muy grave, pero existen vacunas para ayudar a prevenir algunos tipos de meningitis bacteriana.

Los síntomas de la enfermedad meningocócica pueden incluir una aparición repentina de dolor de cabeza, fiebre y rigidez en el cuello. Una persona también puede parecer confundida o tener una mayor sensibilidad a la luz. Incluso con un tratamiento antibiótico adecuado, la enfermedad meningocócica puede causar la muerte o resultar en discapacidad de por vida. Afortunadamente, la enfermedad meningocócica no es común y las vacunas preventivas están disponibles.

¿Es contagiosa la meningitis bacteriana?

Sí. Mientras que la meningitis bacteriana no es tan contagiosa como un catarro o gripe, también se puede pasar por tener contacto con las secreciones de garganta o boca de una persona enferma. Por ejemplo, se puede pasar de una persona a otra a través de la tos o el beso. Las personas quienes viven muy cerca una de la otra, como estudiantes en un dormitorio universitario, corren mayor riesgo de infectarse con meningitis bacteriana.

¿Qué es la vacuna meningocócica?

La vacuna meningocócica provee protección contra los tipos comunes de la meningitis bacteriana. Estas vacunas se dividen en tres categorías: vacuna meningocócica conjugada o  MCV4 en corto (marcas comerciales incluyen Menveo® y Menactra®), la vacuna meningocócica polisacárida o MPSV4 en corto (marca comercial: Menomune®), y las vacunas meningocócicas MenB / serogrupo B (nombres de marca: Bexsero® y Trumenba®).

Las vacunas MCV4 y MPSV4 protegen contra cuatro tipos de enfermedad meningocócica (A-C-Y y W-135), brindando una protección alta, pero no del 100%, y MenB protege contra la cepa B. Las vacunas no son infecciosas y no pueden causarle meningitis bacteriana a una persona.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) declaran que el embarazo no debe excluir la vacunación con la vacuna MCV4 o MPSV4, pero la vacuna MenB debe ser diferida en mujeres embarazadas y lactantes, a menos que las mujeres, por alguna razón, están en alto riesgo de contraer la infección. Esto se debe a que hay datos limitados sobre el uso de las vacunas Men B en esta población. Las personas que no recibieron una vacuna contra meningocócica durante su adolescencia pueden ser recomendadas para recibir la vacuna en función de su trabajo, viaje o condiciones de salud.

Acabo de recibir la vacuna meningocócica. ¿Cuánto tiempo debo esperar antes de embarazarme?

Ya que la vacuna meningocócica es no infecciosa, no hay un tiempo específico de espera recomendado antes de tratar de embarazarse.

No sabía que estaba embarazada cuando me aplicaron la vacuna meningocócica. ¿Hay algún riesgo para mi bebé?

En cada embarazo, las mujeres tienen del 3 al 5 por ciento de probabilidad de tener un bebé con malformaciones congénitas. Esto es conocido como su riesgo imprevisible.

En general, las vacunas no infecciosas están consideradas como un bajo riesgo durante el embarazo.  Específicamente para las vacunas meningocócicas, seis estudios que incluyeron 335 mujeres quienes recibieron las vacunas más antiguas de tipo MPSV durante el embarazo no encontraron efectos dañinos relacionados. La mayoría de estas mujeres fueron vacunadas después del primer trimestre.

Los informes voluntarios a una base de datos de vacunas tampoco encontraron un patrón inusual de resultados en 103 informes sobre embarazos con la exposición a la vacuna MCV4 tipo Menactra. Esta vacuna se había administrado con mayor frecuencia en el primer trimestre de estos informes. Se están realizando estudios adicionales para confirmar la información inicial tranquilizadora.

Hay una epidemia de la enfermedad meningocócica en mi área. ¿Debería de vacunarme aunque esté embarazada?

La enfermedad meningocócica es una condición muy seria. Si usted está en riesgo de contagiarse de esta enfermedad, es recomendado que recibe la vacuna, a pesar de si está o no está embarazada. Hay alguna evidencia de estudios realizados en áreas con enfermedad meningocócica prevalente como Bangladesh, Brasil y Gambia de que la inmunización de mujeres embarazadas proporciona cierta protección a corto plazo para sus recién nacidos contra la enfermedad.

¿Puedo recibir la vacuna meningocócica mientras durante la lactancia?

Sí. Las vacunas no infecciosas como la del meningocócica son compatibles con la lactancia. Asegúrese de hablar con su proveedor de salud acerca de todas sus opciones para la lactancia.

El padre del bebé recibió la vacuna meningocócica más o menos en el tiempo en que me embaracé. ¿Hay un riesgo para el bebé?

No. En general, es poco probable que las exposiciones que tienen los padres aumenten los riesgos a un embarazo. Para más información, consulte la hoja informativa MotherToBaby Las exposiciones paternas y embarazo en https://mothertobaby.org/es/fact-sheets/exposiciones-paternas/pdf/.

Las referencias seleccionadas:

  • AbuRaya B, Sadarangani M. 2018. Meningococcal vaccination in pregnancy. Hum Vaccin Immunother 14(4):1188-1196.
  • Centers for Disease Control and Prevention (CDC). https://www.cdc.gov/vaccines/vpd/mening/index.html [Accessed 1/2019].
  • GlaxoSmithKline Biologicals SA. 2018. Menveo product labeling. https://dailymed.nlm.nih.gov/dailymed/drugInfo.cfm?setid=2dc730d5-55fd-4e98-8c8a-daa7d8f872b0
  • Letson GW, et al. 1998. Meningococcal vaccine in pregnancy: an assessment of infant risk. Pediatr Infect Dis J 17:261-263.
  • O’Dempsey TJD, et al. 1996. Immunization with a pneumococcal capsular polysaccharide vaccine during pregnancy. Vaccine 14(10):963-970.
  • Shahid NS, et al. 2002. Placental and breast transfer of antibodies after maternal immunization with polysaccharide meningococcal vaccine: a randomized, controlled evaluation. Vaccine 20:2404-2409.
  • World Health Organization. 2015. Meningococcal A conjugate vaccine: updated guidance, February 2015. Weekly epidemiological record. No. 8, 90: 57-62.
  • Zheteyeva Y, et al. 2013. Safety of meningococcal polysaccharide-protein conjugate vaccine in pregnancy: a review of the Vaccine Adverse Event Reporting System. Am J Obstet Gynecol.; 208(6):478.e1-6.
  • O’Dempsey TJD, et al. 1996. Immunization with a pneumococcal capsular polysaccharide vaccine during pregnancy. Vaccine 14(10):963-970.
  • Shahid NS, et al. 2002. Placental and breast transfer of antibodies after maternal immunization with polysaccharide meningococcal vaccine: a randomized, controlled evaluation. Vaccine 20:2404-2409.
  • World Health Organization. 2015. Meningococcal A conjugate vaccine: updated guidance, February 2015. Weekly epidemiological record. No. 8, 90: 57-62.
  • Zheteyeva Y, et al. 2013. Safety of meningococcal polysaccharide-protein conjugate vaccine in pregnancy: a review of the Vaccine Adverse Event Reporting System. Am J Obstet Gynecol.; 208(6):478.e1-6.