Por Nevena Krstić, Genetic Counselor, MotherToBaby Florida

Cuando yo estaba con 17 semanas de embarazo, mi esposo y yo sufrimos un accidente de coche. El chico que iba en  la vía opuesta viró hacia nuestro carril y chocó de frente con nuestro carro. Las bolsas de aire se desplegaron. El carro fue destrozado.

En los momentos después del impacto, recuerdo que miré a mi esposo para ver que estaba bien, desabroché mi cinturón de seguridad lo cual había dejado  quemaduras por roce en mi barriga embarazada, salí del coche y me acosté en la acera. Y, mientras la adrenalina se bajó lentamente, el miedo inmenso se apoderó de todo mi cuerpo. Yo estaba viva, pero ¿qué pasará con el bebé?

Los médicos me citaron para un ultrasonido. Estaba tan nerviosa de hacerme un ultrasonido; la ansiedad era casi insoportable. Se supone que los ultrasonidos son emocionantes, ¿verdad? Siempre se ven tan placenteros por televisión. Las parejas están sonriendo alegremente o derramando lágrimas felices mientras el médico les muestra imágenes de su bebé. La mayoría de las veces es cuando se enteran de si tendrán un niño o una niña. Así me imaginaba mis ultrasonidos también. Yo anticipaba la experiencia en mi imaginación. No anticipaba la experiencia que enfrentaba ahora. Yo temía a mi ultrasonido.

Afortunadamente el bebé estaba vivo y parecía estar desarrollando como se esperaba. No parecía que el accidente había perjudicado al bebé directamente. Sin embargo, causó un pequeño desgarro en la placenta lo cual causó sangrado. El desgarro era pequeño, pero si crecía más podría causar graves problemas, incluyendo el aborto espontáneo. Y los médicos no tenían manera de predecir lo que sucedería o cuándo. Lo único que me podían ofrecer era más ultrasonidos.

¿Cuál es el propósito de un ultrasonido?

Los ultrasonidos son exámenes médicos. Se utilizan principalmente como una exploración de rutina alrededor de las 18-22 semanas de embarazo para ver el cuerpo o anatomía del bebe en desarrollo. Este análisis, por tanto, es frecuentemente llamado “ultrasonido de anatomía.” Los ultrasonidos también se utilizan para ver al bebé cuando se sospecha un problema o si existe alguna preocupación específica, como sangrado durante el embarazo, riesgo elevado en las pruebas de sangre rutinarias, el uso de medicamento, o como en mi caso, accidentes de tráfico.

¿Qué me puede decir el ultrasonido acerca de mi bebé?

Los médicos pueden descubrir mucha información médica durante el ultrasonido. El ultrasonido, también llamado ecografía, es un tipo de escaneo médico que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para producir imágenes que ayudan a los médicos a examinar la anatomía del bebé desde la cabeza a los pies, incluyendo imágenes del cerebro, corazón, columna vertebral, riñones y otros órganos del bebé.

La mayoría de las mujeres que realizan el ultrasonido de anatomía tendrá un resultado normal y sentirá confianza de que su bebé está desarrollando como se espera. Sin embargo, para algunas mujeres el ultrasonido mostrará un cambio en el tamaño del bebé, en la forma, tamaño o función de uno de sus órganos, en la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé, o cambios en la placenta misma. Un bebé puede ser diagnosticado con un defecto de nacimiento específico (como un defecto cardíaco o un defecto de la columna vertebral) a través de un ultrasonido de anatomía. Algunos de estos defectos de nacimiento pueden ser muy graves. Sabemos que cada embarazo tiene un 3-5% de probabilidad de tener un defecto de nacimiento. El ultrasonido también puede mostrar algún hallazgo que plantea preocupación por otra complicación del embarazo, y puede que más ultrasonidos o pruebas sean recomendados.

El ultrasonido, sin embargo, no es perfecto. El ultrasonido es bueno para descartar problemas, pero no es perfecto para encontrar cada defecto de nacimiento antes de que nazca el bebé. Por lo tanto, un ultrasonido de anatomía normal no garantiza que el bebé no tendrá un defecto de nacimiento o alguna complicación. A veces el ultrasonido puede plantear la preocupación de que hay un defecto de nacimiento o complicación cuando realmente ninguno se ve en las pruebas de seguimiento o después del nacimiento. No hay ninguna prueba que se puede hacer antes de que el bebé nazca que pueda garantizar un bebé perfectamente sano.

¿Son seguros los ultrasonidos?

Por lo general, las mujeres tienen dos ultrasonidos durante el embarazo, uno en el primer trimestre para confirmar el embarazo, y otro de anatomía en el segundo trimestre. Algunas mujeres, sin embargo, pueden necesitar ultrasonidos más frecuentemente, especialmente si existen complicaciones en el embarazo.

En mi caso, para monitorear el sangrado en mi placenta y el crecimiento de mi bebé, los médicos me hicieron un ultrasonido en cada mes del embarazo…y cada mes yo entraba en la sala de ultrasonido llena de angustia y anticipación de malas noticias. Agradecidamente, nunca llegaron malas noticias, el desgarro placentario no creció más, y el bebé siguió creciendo. Y en los últimos ultrasonidos, me atrevo a decir, esperaba con anticipación ver la carita aplastada de mi bebé. ¿Pero esto me hizo preguntarme si era seguro exponer a mi bebé a tantos ultrasonidos?

Todo bajo consideración, los ultrasonidos generalmente están bien. Sin embargo, al igual que cada procedimiento médico, los ultrasonidos deberán realizarse solamente si son médicamente necesarios y recomendados por un médico, para evitar exponer al bebé al calor producido por las ondas sonoras del ultrasonido. Por lo tanto, mientras las mamás pueden sentir la tentación de obtener ese ultrasonido de 3D o 4D, o comprar a su propio monitor fetal para usar en casa (y créame, yo lo pensé), puede ser mejor evitar estos ultrasonidos adicionales y quedarse con los que son recomendados por el médico.

Llegué a dar a luz a una niña sana, que ahora es una niñita activa de un año de edad. Agradezco a mis estrellas de la suerte por ella cada día. Pero en mi embarazo con ella me di cuenta de algo muy importante que quiero compartir. Los ultrasonidos pueden ser emocionantes y alegres. Para la mayoría de las mamás embarazadas, sí, serán placenteros. Les tranquilizará que sus bebés son sanos y se están desarrollando bien y pueden confirmar el sexo del bebé. Dicho esto, no podemos subestimar que los ultrasonidos son exámenes médicos muy poderosos que tienen la capacidad de decirles a las madres mucha más información sobre la salud de sus bebés. Así que apoyar a las madres ansiosas cuando llegan las citas de ultrasonido es clave.

Nevena Krstić es consejera de genética certificada basada en Tampa, Florida. Actualmente trabaja por MotherToBaby Florida, lo cual es ubicado en University of South Florida Health en el Departamento de Obstetra y Ginecología.

Acerca de MotherToBaby

MotherToBaby es un servicio de la Organización de Especialistas en Información de Teratología (OTIS), un recurso sugerido por varias agencias incluyendo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si usted tiene preguntas sobre las exposiciones durante el embarazo y la lactancia, llame gratuitamente a MotherToBaby al 866-626-6847 o comuníquese por texto a nuestro nuevo número de texto (855) 999-3525. Usted también puede visitar nuestra página web www.MotherToBaby.org/es para ver una colección de hojas informativas relacionadas con docenas de virus, medicamentos, vacunas, alcohol, enfermedades, u otras exposiciones durante el embarazo y la lactancia materna. Conéctese con todos nuestros recursos descargando la nueva app gratuita de MotherToBaby, disponible en las tiendas de Android e iOS.