Por Mara Gaudette, MS, CGC, Especialista en Información de Teratología, MotherToBaby California

El mensaje de chat llegó rapido a mi hora de inicio de 9 AM. Sus palabras y signos de exclamación resaltaban claramente su ansiedad. “¡Acabo de descubrir que estoy embarazada! ¡Tomando Lipitor (atorvastatina) para controlar el colesterol desde el 6to grado! Hablé con mi médico y deje de tomarlo ayer, pero ¿qué daño le he hecho ya? ¡Sé que es una droga de la clase X! Necesito información – por favor ayuda! Julie.” Ella accedió a una llamada telefónica y salí de nuestro servicio de chat en vivo MotherToBaby y le llamé a Julie.

Primero usted puede preguntarse por qué alguien tomaría un medicamento para reducir el colesterol desde la escuela primaria o secundaria. ¿No es eso extremo? En realidad no, en el caso de Julie ella tiene una condición hereditaria llamada hipercolesterolemia familiar – o “FH” para abreviar. Esta es una condición que ocurre en aproximadamente 1 de cada 200 a 500 personas y está subdiagnosticada y por lo tanto subtratada. Una prueba de sangre simple que comprueba los niveles de colesterol y una revisión de su historial familiar (como la comprobación de ataques cardíacos en edades tempranas o muertes inesperadas subitas) puede ayudar a determinar si usted tiene FH. Rara vez, una forma más severa de FH, heredada de ambos padres, puede ocurrir.

Para retroceder un poco, el colesterol es esa sustancia grasosa en nuestros cuerpos que se necesita, pero demasiado colesterol aumenta nuestros riesgos de enfermedades cardíacas tempranas. Los cambios de estilo de vida que se recomiendan a todos nosotros, como hacer ejercicio regularmente, evitar fumar y comer una dieta saludable también forman parte del plan de tratamiento para FH (y Julie había estado trabajando duro para seguir estas pautas). Sin embargo, los medicamentos (como Lipitor®) siguen siendo una parte necesaria del tratamiento porque el estilo de vida por sí solo no llevará los niveles de colesterol a la normalidad en personas con FH. Para algunos pacientes con FH, se pueden prescribir medicamentos como Lipitor® desde los 8-10 años de edad.

Pero ¿qué dice de la clasificación de “categoría X” mencionada por Julie, esto significa que Lipitor® está absolutamente comprobado aumentar los defectos de nacimiento? Afortunadamente, para Julie la respuesta es un rotundo “no”. Muchas mujeres (y probablemente algunos proveedores de atención de salud) no son conscientes de que la FDA decidió en 2014 eliminar gradualmente su sistema de calificación de categoría de letras. Aunque era un sistema fácil de usar, no era necesariamente un sistema confiable para predecir el riesgo al embarazo (vea nuestro blog de enero de 2015 para más información).

Entonces, ¿por qué Lipitor® fue asignado a esa categoría X? Bueno, el bebé en desarrollo necesita colesterol para formarse correctamente así que hay una preocupación teórica de que los medicamentos para bajar el colesterol podrían plantear riesgo al embarazo. Para muchas mujeres, detener un medicamento para bajar el colesterol en el corto plazo de un embarazo es poco probable que aumente significativamente sus riesgos de enfermedad cardíaca. Sin embargo, para algunas mujeres, particularmente aquellas con la forma más severa de FH, evitar todos los tratamientos de colesterol podría suponer riesgos tanto para la madre como para el bebé. Así que si tienes FH, hablar con tu cardiólogo y obstetra acerca de un plan de tratamiento del colesterol es importante cuando planeas un embarazo o al menos cuando te enteres de tu embarazo.

La mayoría de los estudios con Lipitor® y algunos medicamentos similares en esta clase de medicamentos llamados “estatinas” no han encontrado un aumento en los defectos de nacimiento con el uso accidental temprano en el embarazo. Esto debería proporcionar cierta seguridad a las mujeres que estaban tomando estatinas antes de darse cuenta de que estaban embarazadas, como Julie. (Para más información, vea nuestra hoja informativa sobre las estatinas en el embarazo.)

“¿Qué hay de mi FH entonces? Sé que el embarazo aumentará aún más mis niveles de colesterol, ¿mi colesterol alto dañará el embarazo?” preguntó Julie. Ella ya era consciente de que los niños nacidos de un padre con FH tendrían una oportunidad de 1 en 2 para heredar la FH y serían examinado en la infancia. Así que hablamos de un estudio de registro de Noruega de mujeres con la forma menos grave de FH que no encontró aumento en los defectos de nacimiento o complicaciones del embarazo en comparación con las mujeres sin FH.

“Me siento un poco mejor. Pero me gustaría que hubieran más embarazos seguidos – más de un estudio de todas maneras. Las mujeres como yo necesitan más información sobre los medicamentos que tenemos que tomar! “, dijo. En MotherToBaby, estamos completamente de acuerdo! Y aprecié que Julie sacó el tema para mencionar nuestro programa de seguimiento. Le hice saber que además de proporcionar información, tenemos un equipo de estudio que sigue los resultados del embarazo. Esto nos permitirá proporcionar más información a las mamás nerviosas (y a los papás) y a sus proveedores de atención médica. Y un enfoque actual es en realidad en el colesterol alto y sus tratamientos durante el embarazo. Estamos buscando mujeres que tienen colesterol alto, si toman medicamentos o no, e incluso las mujeres que no tienen colesterol alto – ¡hay un papel para todas! Si te encuentras como Julie atraída por la importancia de esta información y preguntándote cómo puedes contribuir, llama al 877-311-8972, envía un correo electrónico a mothertobaby@ucsd.edu o puedes ser voluntaria para un estudio a través de nuestro sitio web. No hay ningún costo para participar y las mamás por ser nunca se les pide tomar un medicamento.

Mara Gaudette es consejera genética y recibió su Maestría en la Northwestern University. Atraída a la satisfacción de proporcionar tranquilidad inmediata a las mujeres preocupadas, comenzó a educar al público sobre teratógenos en la filial de MotherToBaby en Illinois hace más de una década. Hoy en día, ella no sólo continúa asesorando para MotherToBaby por teléfono, sino también en chat en vivo y correo electrónico como parte del equipo de expertos de MotherToBaby California.

MotherToBaby es un servicio de la Organización Internacional de Especialistas en Información de Teratología (OTIS), un recurso sugerido por varias agencias incluyendo los Centros del Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Si usted tiene preguntas sobre exposiciones durante el embarazo o la lactancia, llame gratuitamente a MotherToBaby al 866-626-6847 o comuníquese por texto a nuestro nuevo número de texto (855) 999-3525. Usted también puede visitar nuestra página web www.MotherToBaby.org/es para ver nuestras hojas informativas, relacionadas con docenas de virus, medicamentos, vacunas, alcohol, enfermedades, u otras exposiciones durante el embarazo y al dar pecho.